domingo, marzo 13, 2005

La veo a ella sentada hojeando un pesado libro, sus ojos analíticos recorren cada letra, espacio, ilustración, plasmada en las hojas marchitas de conocimiento, remoja sus labios como indicando que algo interesante se ha asomado.

Un zigzag cruza su pelo y un par de aretes como lágrimas cuelgan de sus lóbulos delicados.

El libro se enamora de sus manos que con suavidad pasan sus yemas tersas recorriendo sus letras.

Vuelve el libro viejo a vivir, el pedazo inútil almacenado y marcado de pronto comienza a soñar en convertirse primero en pasta luego en madera recién cortada todavía con el olor a bosque, llega su sueño a alcanzar las hojas verdes colgadas de sus ramas, a la semilla que delirante cae de los brazos de su madre, germinando con la lluvia; y aun mas, retrocede hasta las raíces del árbol madre, a la tierra, al hombre que murió al pie del árbol que creció en medio de la montaña, que un día fue joven como ella.

Su sueño se remonta hasta su juventud, despertándose de vuelta a esa vida para caminar tomado de la mano de la mujer que ahora acaricia su portada, y se baña de sus manos la cara soñadora.

De pronto un flash de luz cegador lo despierta…

La fotocopiadora lo devuelve a la realidad, cada golpe de luz marchita mas su aliento y de nuevo vuelve a la sección S 792.f7…

Su nombre lo olvidó ahora solo es el ejemplar 7, atrapado en el carrito de las devoluciones.

5 comentarios:

Alas rotas dijo...

Sin palabras, es hermoso... No tengo mas que decir.

mil besos.

kaihoukan dijo...

Gracias por estar y por los besos,

besitos para ti tambien!!!!

kaihoukan dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Anónimo dijo...

y aun mas, retrocede hasta las raíces del árbol madre, a la tierra, al hombre que murió al pie del árbol que creció en medio de la montaña, que un día fue joven como ella.

Bien, primero felicitarte como como ya te había mencionado, es grandioso tu escrito, idea y sentimiento, me encantó.

Igual me gusta el manejo de las imágenes y como detallas tanto el libro como la mujer sin perder el sentido del mensaje.

Esa parte que pegué arriba es a lo que voy, si me gustó, todo en sí, sin embargo sólo quiero señalar que no gastes tanto la idea, que no la profundices tanto porque se pierde el matíz y restas importancia a la idea base.

Está bien esa parte, sólo que algunas cosas si las omitiría porque creo yo, ya es desgastar la idea.

Es todo, espero haberme explicado y ya, van tres veces que escribo el comentario, ojalá este salga.

De nuevo te felicito y espero sigas escribiendo, porque lo haces muy bien.


cuidese.


Perla

kaihoukan dijo...

Gracias por el comentario, si puede ser que se desgaste esa idea pero no encontre forma de hacer una regresion a la manera de un film sobre ese hecho, no se puede desde mi manera de ver llegar a un punto donde comienza todo si mirar lo que a lo largo del camino ha pasado, ignorando todos esos hechos...


Bueno... soy solo aficionado a esto, y te agradesco tus comentarios, lo tomare en cuenta para posteriores escritos..