martes, mayo 03, 2005

Hijo de la blasfemia

Nací siendo hijo de la blasfemia
y me convertí en pecado original
derrame un par de lágrimas
que besando el tiempo dejaron
su latido tirado entre escombros,

Plasme las tiranías de lo etéreo
entre el orgullo lastimero
cubierto de verdes espinas,
cuarto oscuro de corazón
derramado en sueños desterrados,

Arranque las flores de mi alma
para ir envejeciendo agriamente
destruyendo el pasado alterado
vaciado de frías sonrisas
casi muertas,
como estos ánimos maltrechos
atrapados en el silencio,
buscan la luna en medio de la noche…

…de una noche de sombras grises
donde las palmeras le lloran al mar,
sus vacías ilusiones masacradas
que el viento diluye en póstumo respiro.


(Reeditado 05-05-2005)

5 comentarios:

Elisa de Cremona dijo...

pero no halló la luz... dónde está la luz... perdida en el bolsillo derecho de cualquiera...

kaihoukan dijo...

Fue la luna quien no halló la luz, donde quedo... aun sigo en el misterio de encontrarla y en espera de que por el horizonte florezca...

Gracias por pasearte por estos lugares, saludos y un beso

;)

kaihoukan dijo...

Hice algunos cambios espero que hayan sido para bien... se los dejo, es de ustedes.

Alas rotas dijo...

ES una hermosa mezcla de sensaciones, impera la nostalgia y la tristeza, puedo sentir las palabras empapando mis mejillas


Es muy bueno, me gustan los cambios... sabes que cada dìa te admiro mas??

kaihoukan dijo...

GRACIAS CORAZÓN ME ALEGRA QUE ESTES AQUI... SI HAY ALGO DE NOSTALGIA MEZCLADA EN ESTAS LETRAS, Y QUE MEJOR QUE QUEDE PLASMADA EN EL PAPEL EN ESTE CASO UN BLOG...

YO TE ADMIRO AUN MAS!!!