sábado, octubre 21, 2006

Silueta de un viajero

Siluetas dibujadas en el azul lienzo,
intangible pero lleno de magia
donde hadas caminan sobre senderos estelares,
que los duendes solo pueden mirar
ocultos bajo la vigilancia de la luna,
que se refleja con luz fulminante en las crines
de unicornios alados dormitando al pie de la montaña.

Siluetas que se arrancan solas del negro suelo,
y vuelven a dejar caer sus pasos por la madrugada,
adentrándose en un frío invierno de tristezas pasadas,
que avanzan tan firmes como aquel viajero
vestido de constelaciones y nebulosas,
que eclipsa a cada paso nubes negras disueltas
en la atmósfera, desencantadas de existencia.

4 comentarios:

Gioconda dijo...

Las siluetas que se pierden detrás del despertar

por ahi hay que vigilar, todo aquello que pasa en el sueño del pasado

me gusta lo que escribes

besitos

Isabel Romana dijo...

Un poema muy fantasioso, de esa fantasía que nos hace soñar que existe un mundo mejor, aunque no lo veamos. Saludos cordiales.

kaihoukan dijo...

Isabel,

en el fondo siempre estamos buscando un mundo mejor, aunque sea solo en nuestras fantasias, si tan solo pudieramos vivir en ellas... sería fantástico no crees?

Saludos-

kaihoukan dijo...

Gio

Que bien que vengas a visitarme, hacia mucho no me dejabas un mensajito

Gracias!! =)