martes, octubre 21, 2008

No estoy dispuesto.

Soy inconstante,
casi a punto del escándalo
no suelo detenerme a mirar
un atardecer ,
a menos que me traiga
un recuerdo añejo.

Hablo de mí,
porque no me queda nadie
en este mundo,
más que los demonios
que se corretean por las
incontables puertas de mi casa.

A veces me trago las palabras
para llenar el vacío
que una ausencia me ha impuesto,
y saciar al viejo junkie sediento
de falsas poesías existenciales.

Me gusta vagar
por la línea que no es ni mar ,
ni playa,
donde la luna renace
y la tumba de mi corazón
se abre para recibir su luz.

He llegado al final,
y todavía no estoy dispuesto
a cruzar el umbral de la conciencia
ni a dormir eternamente en el
silencio de lo cotidiano.

2 comentarios:

Reggis dijo...

Me gusto don davi,

y me gusto mas ver su blog actualizao

siga asi :)

Dave Malleus dijo...

Gracias Reggis, yo espero actualizarlo nuevamente en estos días, asi que este atenta jeje