miércoles, diciembre 17, 2008

El retorno de la blasfemia

Incendia mi alma
con el fuego de la rebelión
de esta magia secreta,
para develar el misterio
de tus ojos,
envuélveme en tu pelo
negro noche,
donde mis alas desgastadas
vuelven a tomar fuerza.

Báñame de tu mirada
profunda que guarda
en si todos mis tesoros,
pero libérame de la inútil
vestimenta de frágil piel
que amarra mi espíritu
a esta tierra yerma.

Princesa vikinga
que enmarcas inviernos
tan añorados,
descarga sobre este mundo
la más terrible blasfemia
que también es la más clara verdad,
regrésame el suspiro perdido
y el calor del sol negro,
que mi corazón de lobo
esta ansioso por volver a la vida;
y que en el aullido
de mi resurrección
se pronuncie:
¡El infinito vive en ti!

1 comentario:

ahm dijo...

Hola Dave.

Me gusta tu alusión a esa forma de rebelión interior, al lobo y a una resurrección con su forma. Buenos versos.

Ojala haya posts más seguido. Nos estamos leyendo.